Budo Zanshin

Wednesday, December 12, 2007

Diálogos con Taisen Deshimaru II

¿Vosotros creeis que Buda era perfecto? El debía cometer errores como todo el mundo. Era un ser humano. Pero tendía a este comportamiento justo que es el más alto ideal del hombre. La civilización moderna no comprende nada de esto, desde la escula se os corta la vida para elaborar teorías...

Todo lo que acabo de decir debe ser bien entendido: no se trata solamente del comportamiento y de la apariencia exterior, sino también y sobre todo de nuestra actitud interior.

¿Cuál es la verdadera conducta a seguir? ¡Gran problema! El zen nos aclara esto. Todas las escuelas filosóficas se interesan en este problema: existencialismo, behaviorismo, estructuralismo... sin embargo, ninguna da la clave de la conducta de nuestra vida. Siempre terminan por encerrarse en categorías. Pero el origen de lo profundo, la larga corriente de la vida, no se puede encerrar.

Un koan dice: "Frío, caliente, es usted quien lo experimenta". Esto es verdad para todos.

Aquí y ahora es diferente para cada uno.

Diálogos con Taisen Deshimaru I

La manera de comportarse es kata. Cuando se saluda, no hay que hacerlo de cualquier manera: en Occidente se da vagamente la mano y se inclina un poco la cabeza; ¡no se ha comprendido nada la belleza del gesto! Hay que saludar completamente [...].

De esta manera dais testimonio de todo el respeto que sentís hacia vuestro adversario, hacia vuestro maestro, hacia el dojo, hacia la vida. Algunas veces me preguntan por qué me inclino ante la estatua de Buda, en el dojo: no es la estatua a quién saludo, sino a todos los que están aquí conmigo, en el dojo y también al cosmos entero. Todos estos gestos son muy importantes, ya que ayudan a mantener un espíritu correcto. Significan dignidad y respeto, ayudan a nuestra naturaleza a alcanzar una condición normal.

Hoy día nadie es normal, toda la gente está un poco loca, con su mentalidad que funciona todo el tiempo ven el mundo de una manera estrecha, restringida. Están devorados por su ego. Creen ver, pero se equivocan: proyectan su locura, su mundo, sobre el mundo. No hay en ellos ninguna lucidez, ninguna sabiduría. Es por esto por lo que Sócrates, como Buda, como todos los sabios dicen antes que nada: "¡Conócete a ti mismo y conocerás el universo!".

¡Este es el espíritu del zen y del Bushido tradicional! Para esto, la observación del comportamiento propio es muy importante. El comportamiento influencia la conciencia. A comportamiento justo, conciencia justa. Nuestra actitud, aquí y ahora, influencia a todo lo que nos rodea: nuestras palabras, nuestros gestos, nuestra manera de estar... todo esto influencia a lo que pasa alrededor de nosotros y nosotros mismos.

Las acciones de cada instante deben ser justas. El comportamiento en el dojo reaparecerá en nuestra vida cotidiana. ¡Cada gesto es importante! Cómo comer, cómo vestirse, cómo lavarse, cómo conducirse con los demás, con la familia, con la esposa, cómo trabajar, cómo estar completamente en cada gesto. Hay que estar completamente en todo lo que se hace. Este es el entrenamiento de los kata.

El espíritu del zen y del Budo tiende a esto: se trata de verdaderas ciencias del comportamiento. Nada tiene que ver con la imaginación que transforma el mundo, como en muchas religiones. Se debe vivir el mundo con el cuerpo, aquí y ahora. Y concentrarse completamente sobre cada gesto.