Budo Zanshin

Friday, August 04, 2006

Kendotour 2006 y un farewell

Debía haber escrito este post hace timepo, pero determinadas circunstancias, a las que me gustaría poder llamar simplemente personales, me han mantenido alejado de aquí.

Es este el momento en el que debo dejar aquí mis impresiones acerca del llamado "Kendotour 2006".

Fontenay. Semana de Iaido:

Muy dura. Mis nervios y cierta situación personal me han hecho pasar una semana muy tenso, aunque muy divertida gracias a determinadas personas (a ellos, mil gracias. Estais en un rincón muy grande de mi corazón).

Estaba nervioso porque llevaba únicamente dos semanas de entrenamiento con iaito y un parón de más de tres años desde la última vez que empuñé el bokken para hacer Iaido. Y me examinaba el viernes.

Bien, todo fue estupendamente, a nivel del Iaido, hasta el jueves que mis rodillas y mis pies se resintieron de la práctica inclemente. A pesar de tener heridas rodillas y empeines, me examiné de Iaido por primera vez, frente al, más que probablemente, mejor sensei de Iaido de Europa (Jean Pierre Raick sensei) y su tranquilidad me ayudó mucho en este lance.

Obtuve mi grado de 2º Kyu de Iaido. Enhorabuena a mí mismo. Desde aquél día, los franceses me conocen como "La momia"...

Muchas gracias a Lurie Yosef y a su espoosa que me pertrecharon de las vendas y los curativos adecuados. Y a Tsunami por dejarme las rodilleras para el examen. (¡Saludos de la Luchi!) :D


Fontenay. Semana de Kendo:

La semana más calurosa de las tres que he pasado entrenando. La recuerdo similar a la del año pasado, pero con el agravante del calor, que la tarde de miércoles causó estragos en las plantas de los pies. Durante un entrenamiento de kendo kata, las ampollas surigeron y decidimos que Pelayo, nuestro compañero "sanitario" al más puro estilo Vietnam, nos vendara los piececillos de forma guerrera: sin gasa, para evitar que la piel deslizara y provocara males mayores.

Mucho Kendo del bueno y para el recuerdo un combate con Debacker en Jodan no kamae y sus palabras: "Trés bien, Ippon. Kote ari"... Supongo que sabeis qué significa.

De esta semana de Fontenay siempre vuelve uno con muchos recuerdos y muchas lecciones que deben aprenderse: tanto de Raick sensei, Carpentier sensei, Vigneau sensei... y una lista casi infinita de practicantes que mejoran tu práctica con cada combate. Y no solo se mejora a nivel de Kendo.

Valencia. Otra semana de Kendo:

4 sensei japoneses: Kuroda sensei (7º Dan), Maruyama sensei (8º Dan), Komori sensei (8º Dan) y Abe sensei (8º Dan). Duros como ellos solos. Por las tardes la práctica se convertía en un infierno de calor y ahogo dentro del men. Pero no por ello íbamos a aredrarnos. Combatimos todos los días. No es cuestión de perder la oportunidad de, siendo cómo éramos apenas 20 personas, hacer combate con unos séptimos-octavos danes japoneses.

Ellos se reían mucho. Vaya usted a saber por qué razón.

Es el primer curso que hago en el que me pongo casi al principio de la fila. Ser Shodan me llevó a entrenar a diario con los cinco o seis rangos altos que habían venido a este curso.

El alojamiento y las instalaciones, por cierto, inmejorables. De veras.

Una experiencia a repetir... espero. Me han salido músculos y dolores que jamás había conocido en mi cuerpo antes... XDDDD

Por lo demás... bueno. No hay mucho que contar. Deseo fervientemente poder volver a ver a mis compañeros en circunstancias similares.

Nunca adiós. Siempre será un "abayo" (hasta pronto).

0 Comments:

Post a Comment

<< Home