Budo Zanshin

Sunday, August 06, 2006

Iaido (I)

Significado de Iaido

El Iaido es una disciplina de Budo atractiva para cualquiera que busque la satisfacción de un esfuerzo mental, que quiera aprender a blandir una espada Japonesa de un modo auténtico y seguro y que esté interesado en las raíces de la cultura de Japón.

El Iaido puede ser un buen complemento para el entrenamiento de Kendo. Es un arte marcial completamente aparte, que abarca la aplicación del katana en la autodefensa. El logro real de la esgrima moderna es una meta interior. Los estudiantes deben esforzarse en conseguir fuerza, precisión y perfección en sus formas. A lo largo del camino aprenden equilibrio, gracia y control tanto del cuerpo como de la mente. Mucha gente que ha practicado otras artes marciales como Karate, Kendo, Aikido y Judo, encuentran que el Iaido ofrece un complemento sólido a su estilo principal. Sin embargo, el Iaido puede ser, y es, practicado como un sólo arte. Si se estudia más de un arte marcial, se debe tener cuidado en evitar confundir los mecanismos del cuerpo y el trabajo de los pies de cada uno de los estilos.

El Kanji de Iaido contiene tres ideogramas: El primero I (IRU) significa existir o estar presente física y mentalmente (habitualmente en referencia a estar sentado). Si tuvieras que escribir el kanji para “sala de estar” se usaría este. AI representa la idea de estar en armonía (con tu actual situación). Y DO es la palabra japonesa para una senda o camino (forma de vida). Iaido puede ser traducido como: El camino para adaptar y responder con la mente y el cuerpo en una acción con un propósito (sin hacer mención a la espada).

Históricamente, el Iaido se enfrenta más con las situaciones del día a día que con aquellas del campo de batalla. El término “iai” se toma de la frase japonesa: “Tsune ni ite, kyu ni awasu”, lo que significa: “No importa dónde estés o qué estés haciendo, siempre debes estar preparado para cualquier eventualidad” (vigilancia constante).

Las kata de Iaido se realizan en un solo movimiento fluído. La mayoría de los escenarios sugeridos tienen un tema común: en respuesta a un ataque de uno o más adversarios imaginarios, la espada se desenfunda y resulta un contraataque eficiente. Las técnicas en sí manejan diversas situaciones, por lo que el kata puede situarse dentro o entre edificios, en campo abierto o incluso entre el gentío. Los kata tratan con situaciones como un ataque repentino por muchos oponentes, un ataque sorpresa al inclinarse para saludar a alguien, un enemigo que espera tras una puerta corrediza o un ataque en una habitación a oscuras, con el practicante sentado o caminando. Cuando el peligro ha terminado, la espada se vuelve a enfundar y e iaidoka vuelve a su posición original en total concentración y vigilancia. Esta flexibilidad de mente y cuerpo bajo diferentes circunstancias y en armonía con el entorno se expresa en el concepto japonés de “iai”.

Otros aspectos de la cultura japonesa, como los retos físicos y mentales del Budismo Zen, el énfasis en los rituales y la presentación y la importancia de la armonía con la naturaleza pueden encontrarse en el Iaido. El Iaido es, sin embargo, más que un arte marcial japonés. Realizar las kata correctamente requiere un perfecto control del cuerpo para que las técnicas sean efectivas, una concentración total para ser capaz de visualizar al oponente tan vívidamente como sea posible y más que nada, experiencia por entrenamiento. Mientras que trabajar en pos de la maestría en estas kata es la meta esencial del estudiante de Iaido, simplemente imitar los movimientos es, como mucho, un logro superficial. No hay nada como completar el entrenamiento del Iaido. Seguir la carretera sin fin hacia la perfección, aunque no es fácil, es increíblemente fascinante y agradecido.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home