Budo Zanshin

Wednesday, April 19, 2006

Sobre un futurible Kendo olímpico

A vueltas con el comentario de Ómen-senpai, y las reflexiones que hicimos ayer al respecto, se me ocurre este post.

Mi padre, tras casi 20 años de práctica de Karate, está convencido de que la pérdida de las tradiciones en Artes Marciales es inevitable. Y, aunque no creo que le guste la idea, él sostiene que los propios japoneses han permitido que sea así; y que nosotros tenemos la oportunidad de practicar precisamente porque ya era así antes. Cuando discutimos sobre ello, yo suelo contestarle que si el kendo deja de ser un Arte para convertirse en un deporte muchos dejaremos de practicarlo, porque no habrá sitio para nosotros; que lo que muchos ven como popularización se acaba volviendo más sectario de lo que puede parecer. Se vive para las competiciones, las subvenciones, los campeonatos. Vivir para el Kendo dejaría de ser el objetivo para vivir del Kendo.

Yo me puse un kimono por primera vez a los seis años. Dos años de judo y después 12 de Karate. Es cierto que de estas cosas uno siempre habla según su propia experiencia, y generalizar siempre es difícil; pero lo que yo he visto, al menos, no era ignorar las tradiciones sino despreciarlas por completo. La práctica de la forma (lo que llamamos kata) quedaba reducido a un trámite para pasar los exámenes, y poco menos que una estupidez que no servía para nada. Claro, porque no hay competiciones de kata. Lo mismo ocurría con los estudiantes: el objetivo no era enseñar Karate, sino ganar el Campeonato de España. Con lo cual, la competencia interna era la misma que la externa.

La misma idea la encontré en mi trabajo hace menos de seis meses: hablé con el profe de gimnasia (yo enseño Lengua) para llevar a los chicos y chicas de mi clase a una lección de Kendo en nuestro Dojo, para enseñarles un "deporte" más. Mi compañero no sabe qué es el Kendo _bueno, ahora sí ;)_, pero le pareció buena idea. Al final, la visita no se llevó a cabo porque la Jefatura de Estudios consideró que no era una prioridad educativa mostrarles un cuarto deporte. Sólo tuvieron en cuenta la actividad física, y no ninguna otra (Ética, Historia, Filosofía) que acompañan al Kendo; supongo que porque en las Artes más conocidas como el Judo o el Taekwondo la situación que he descrito arriba es la general.




Puede que la diferencia entre el panorama que yo he pintado y el que quisiéramos, al menos, los que escribimos aquí y la gente de nuestra escuela, está en los propios practicantes. Al final todos obtenemos lo que buscamos: los que quieren ganar una medalla obtendrán una medalla. Los que quieren combatir su ego, obtendrán un buen combate.

Acabo de ver un documental sobre el Torneo Universitat de Valencia de Kendo 2005 en el que los hermanos Castro dicen "lo bueno de esto es que puede hacerlo todo el mundo". Quizá sea un tanto egoísta mi postura de querer mantener el Kendo en esa línea. No lo sé. Pero creo que deportes olímpicos sobran (¿alguien recuerda ahora a los últimos medallistas de, por ejemplo, Taekwondo?), y disciplinas que enseñen lo que el Kendo me enseña a mí cada día... apenas quedan.

3 Comments:

Blogger El Replicante Nexus 7D dijo...

Parte de esto es a lo que me refiero en el post anterior.

Rei forma parte del Kendo. Lo que yo digo es que hay gente que, una vez finalizado el Rei siguen dentro de la escena Kendo pero no en el respeto que se merece.

Creo que no me explico bien, pero bueno. No pienso ahondar más en el tema.

El que tenga oídos que escuche.

3:53 AM  
Blogger Small Blue Thing dijo...

Que no, te explicas estupendamente. Son cosas que a mí me cuesta visualizar... y si no las "veo" me resulta difícil entenderlas.

4:09 AM  
Blogger Alan Estefan dijo...

Me gustó mucho tu frase acerca de la medalla y el ego. Yo tengo 23 años, vivo en una ciudad donde se enseña el kendo, lo cual me enerva, porque me gustaría mucho practicarlo. En unas semanas me mudaré a una ciudad donde sí pueda practicarlo, así como también aprenderé japonés.

2:19 AM  

Post a Comment

<< Home